UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

lunes, 13 de abril de 2009

Las tiras diarias de The Spirit. (1) El impacto de los precursores.

El breve lapso de tiempo que las tiras diarias de The Spirit permanecieron en los periódicos estadounidenses (casi dos años y medio) constituye uno de los intentos de elevar el nivel temático y narrativo más importantes de este medio antes de la II Guerra Mundial.
Si nos atenemos a la producción realizada por Will Eisner que abarca desde el inicio, octubre de 1941 hasta aproximadamente mediados de mayo de 1942, podemos comprobar que la temática de género negro predomina por completo siempre salpicada por el humor característico del maestro de Brooklyn.

Es en las tiras donde Eisner y su equipo se vuelcan para ofrecer el máximo de sus prestaciones, influidos por la consideración más adulta que las tiras diarias gozaban en la sociedad norteamericana. En el inicio The Spirit se enfrenta a un villano nada común; un hombre rico e influyente que se presenta a alcalde de Central City y que goza de buena reputación. Eisner retrata la doble moral de la sociedad y muestra aspectos nada habituales en los comics como la corrupción política y policial que distancian la daily strip de la producción simultánea en el cuadernillo dominical. El millonario, enfermo, se está mueriendo y como venganza dona un millón de dólares a quien desvele la identidad de The Spirit. En una serie prodigiosa de tres tiras encadenadas Dolan y Spirit descubren que los periódicos se han hecho eco de la noticia, Spirit lamentándose teme que todos los cazadores de fortuna iran a por él y tira el periódico por un puente sobre el rio con tan mala fortuna que va a caer a manos de dos siniestros personajes que inmediatamente adivinamos que van a ser un peligro para nuestro protagonista sin necesidad de ningún texto aclaratorio. Talento narrativo y elegancia formal made in Will Eisner.

En esta misma historia Spirit es mordido por Kaibash, uno de los villanos, y se tambalea por las calles completamente nevadas de la ciudad. En una tira memorable de una sola viñeta Eisner consigue cumplir los tres mandamientos de toda strip que son: resumir la acción anterior (con un titular de un periódico tirado en el suelo), avanzar la trama (con las huellas del protagonista en la nieve) y crear suspense (con el cuerpo desplomado de Spirit al final de la tira). No hay splash pages con el título insertado pero ni falta que le hace.
Y en la última historia (ejemplos de la cual que ilustran la mayoria de este post) The Spirit es secuestrado por unos negreros; en esta historia Eisner despliega toda su sabiduría narrativa para narrar la lucha entre un tiburón "amaestrado" por sus captores y Denny Colt en unas tiras llenas de emoción y suspense.


Por todo esto y más estas tiras diarias constituyen un hito dentro de la historia del comic. Antes que Milton Caniff, antes que Alex Raymond Will Eisner y su equipo intentan compaginar una temática adulta con un nivel gráfico-narrativo elevado y en muchos momentos lo consiguen.

La tiras diarias de The Spirit son precursoras de lo que vendrá tras la II Guerra Mundial. El impacto del conflicto transformará este entretenimiento de masas en un medio adulto y exigente. Eisner y los suyos escribieron el prólogo unos años antes. Fue el impacto de los precursores.

4 comentarios:

Mo Sweat dijo...

¡¡Cuanto le debe el cómic a Will Eisner!!.

Como yo siempre digo, Eisner no fue un maestro, sino un maestro de maestros...

Saludos.

Bruce dijo...

Buena pinta tiene esta historia del tiburón..The Spirit me gusta mucho cuando Spirit es el protagonista, cuando es un personaje secundario ya me gusta menos

JD dijo...

Extraordinarios artículos, amigo Tristán.
Conoces como pocos al maestro Eisner, y nos has brindado un análisis soberbio.
Ojalá podemos ver esa edición española de las tiras. Sólo de verlas, se me hace la boca agua. ¡Maravillosas!

Un abrazo

PAblo dijo...

Gran análisis, Tristán.

Impacientes Saludos.