UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

sábado, 23 de enero de 2010

Nos ha dejado Jean Simmons (1929-2010)


La absoluta protagonista de Angel Face (1952) de Otto Preminger murió ayer en su casa de Santa Mónica en California a los 80 años de edad. Esta actríz nacida en Inglaterra en 1929 destacó por su extraordinario talento en películas como El fuego y la palabra de su segundo marido, Richard Brooks; Hamlet (1948) de Laurence Olivier o Ellos y Ellas (1955) de Joseph Leo Mankiewicz. Sin embargo donde brilló con especial luz fue en dos películas muy diferentes: Espartaco (1960) de Stanley Kubrick en la que protagoniza junto a Kirk Douglas algunas de las más hermosas escenas de amor jamás filmadas y sobre todo en Angel Face de Otto Preminger donde su encarnación de Diane la convirtió en uno de los iconos más poderosos de la época dorada del cine negro.
Los amantes del género negro no olvidaremos nunca su mirada de fuego ni su radiante cara de ángel. D.EP.




5 comentarios:

Marcos Mateu dijo...

Efectivamente, si haber alcanzado nunca el super estrellato, una actriz y una mirada inolvidables.

Alberich el Negro dijo...

¡Qué guapa y simpática estaba también, como Julia Maragon, en esa magnífica película que es Horizontes de grandeza (The Big Country)!

Sit tibi terra leuis.

David dijo...

Sí. Era muy guapa y no era mala actriz. En las películas que habéis citado estaba muy bien. En Horizontes de grandeza quedaba muy mona con sombrero. En El fuego y la palabra Burt casi no la dejaba brillar, pero en Espartaco queda genial cuando dice: "Yo tampoco" en la escena de "no soy un animal" ( o algo parecido que la vi hace mucho). En Angel Face, jo! Tiene unas cuantas buenas en su filmografía.

Emilio Aurelio dijo...

Coincido con el amigo Alberich. Horizontes de Grandeza y su banda sonora figuran entre mis peliculas favoritas.

Jaime Sirvent dijo...

Una actriz maravillosa, de una presencia física absolutamente hipnótica. Me encanta en Cara de ángel, Horizontes de grandeza, Espartaco..., y también estaba muy guapa en Narciso negro, aunque ahí no tenía mucho protagonismo todavía, saludos.