UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

miércoles, 17 de febrero de 2010

30 Comics para una década. Del 10 al 6.

Penúltima etapa de esta lista de obras destacadas de la primera década del siglo XXI. El nivel es altísimo; mucho más de lo que a priori me imaginaba cuando alla por el mes de agosto inicié el repaso. Creo que es una gran noticia que confirma al comic como un medio en auge, lleno de imaginación y talento. Que dure.

6. La cumbre de los dioses de Yumemakura Baku/Jiro Taniguchi (2000-2003)



Jiro Taniguchi, uno de los grandes maestros del comic actual, ha experimentado un cambio profundo esta pasada década. Sus obras han derivado de la introspección de El caminante, El almanaque de mi padre o Barrio lejano a la épica de El viajero de la tundra, Seton y sobre todo La cumbre de los dioses. Partiendo de un documentado guión de Yumemakura Baku el autor japonés nos adentra en el obsesivo mundo de los escaladores. El montañismo no es una de mis devociones sin embargo leyendo la apasionada busqueda de Makoto Fukamachi por los paisajes del Himalaya me he sentido atrapado por la pasión de los personajes por la montaña. Los 5 álbumes que componen esta obra se leen con la avidez que nace de la maestría narrativa de Taniguchi. Un dibujo extraordinario completa esta obra condenada a convertirse en un clásico instantáneo.


7. Gus de Christophe Blain (2007-2009)



Gus es una delicia de comic; fresco, rico, denso y al mismo tiempo liviano. Christophe Blain vuelve a inventarse la épica y la iconografía del western para llevarla a su terreno y hablar de las relaciones amorosas entre hombres y mujeres. Para llevar a cabo tan boccaciana tarea utiliza recursos extraidos tanto de Lucky Luke como de Blueberry pasando por Comanche o Coco Bill de Jacovitti. Es Gus una batidora, un coctel temático y artístico que subyuga y embriaga. Hasta ahora hemos leido tres tomos, espero que en el futuro podamos disfrutar de muchos más.


8. Pyongyang de Guy Delisle (2003)



Guy Delisle
ha realizado una serie de albumes que relatan sus viajes a paises asiáticos por motivos de trabajo. No sé si es casualidad pero los paises visitados por el director de animación son paises con regímenes totalitarios y herméticos al exterior. Son por lo tanto sus comics autobiográficos al mismo tiempo una suerte de reportajes de lugares muy desconocidos. A diferencia de otros autores que han intentado aunar trascendencia histórica o periodística con el comic Delisle ha encontrado la tecla adecuada y sus obras funcionan tanto como documento como obra de arte. Pyongyang es su album más redondo. Leer Pyongyang es adentrarse en la dura realidad de Corea del Norte y vivir con Guy Delisle una temporada en el purgatorio. Un gran comic.


9. Shortcomings de Adrian Tomine (2004-2007)



Shortcomings es un álbum clave en la carrera de Adrian Tomine ya que por primera vez deja el ámbito del relato corto para enfrentarse a una historia larga. El resultado es magnífico. Tomine ejecuta una labor de zapa a la figura de Ben Tanaka un joven de Oregón de origen japonés. Su relación con las diversas mujeres que se cruzan en su camino es desmenuzada por el autor de Sonámbulo de manera inmisericorde. Sus diálogos, su pasión por el detalle y la sutil cadencia de su narrativa hace de Shortcomings una obra muy destacable. Hay quien añora las historias breves de Adrian Tomine, yo con obras como esta, no.

10. Barrio 2,3 y 4 de Carlos Giménez (2005-2008)



Carlos Giménez es el puntal que aguanta el comic español. A mediados de la pasada década y por sorpresa retomó la serie Barrio que había iniciado a finales de los 70 y realizó tres nuevos álbumes absolutamente imprescindibles. Son relatos de una fuerza inusitada tanto temáticamente como formalmente. Nos encontramos con un Giménez más suelto en la composición de la página, más directo a la secuencia principal y con recursos narrativos más variados. Es también un Giménez más duro, más amargo y más crítico que nunca. Dos historias, Ese día y Aquello impactan al lector con una tristeza descomunal pero no hay otra manera de narrarlas. Giménez sabe que no se puede explicar aquella época de otra forma y tiene la valentía y el talento para hacerlo. A nosotros sólo nos queda tener la valentía de leerlo.


Muy pronto la conclusión con los puestos del 5 al 1.

14 comentarios:

Rotebor dijo...

Hola, TRISTÁN:
Excelente serie de entradas.
Estos posts son como un mapa de ruta de exploración para actualizarme.
Gracias y un saludo cordial.

PAblo dijo...

De momento, una selección más que apañada. Ahí cosas que has dejado fuera que yo incluiría pero en lineas generales hay muchas obras con las que estoy de acuerdo.

Tengo mucha curiosidad por ver las cinco primeras.

Impacientes Saludos.

PAblo dijo...

Perdón. "Hay cosas". Lo otro hace daño a la vista.

Jesús Duce dijo...

Reconozco que el 90% de toda la lista hasta el momento me resulta desconocida, bien sea por mis gustos personales o bien por limitaciones económicas y espaciales, pero estoy seguro que es una selección cabal viniendo de un especialista como vos.

Ahí es nada lo que me queda...

Eso sí, Barrio de Carlos Giménez me parece de una talla colosal.
Nuestro querido autor despliega su evolución gráfica con una riqueza maravillosa, heredera directa de Paracuellos.

tristan dijo...

Rotebor:
Para eso está la lista, para dar algún consejo, yo he descubierto algunas maravillas con esta serie de posts.
PAblo:
Seguro que me he dejado cosas, me encantaría que las comentases en un post o en los comentarios y lo extiendo a los demás: ¿Os atrevéis con 10 y hacemos un ranking?
Los últimos 5 (que son los primeros) están al caer.
Jesús:
Barrio es una obra maestra, por esto esta ahí arriba.

Saludos a todos y gracias por comentar y acompañarme.

el tio berni dijo...

Me alegra ver "La cumbre de los dioses" en la lista. Me pareció apasionante, pero de verdad, de emocionar. Creo que mucha gente no le ha hincado el diente porque son más accesibles las historias en un solo tomo de Taniguchi, pero merece muchísimo la pena. Bueno, ahí está, en un meritorio sexto puesto entre lo mejor de la década.

tristan dijo...

Tio Bernie:
Es que Jiro Taniguchi es de lectura obligada... es un coloso. Me ha parecido, también, muy emocionante toda la obra. Un momento impresionante es el descubrimiento del destino de Mallory... sobrecogedor.

tristan dijo...

Tio Berni... perdón; se me ha escapado la e otra vez.

PAblo dijo...

Algo de eso tengo en mente para un post desde hace tiempo. Seguramente si lo reduzco a 10 o 20coincidiremos en muchas de tus 30.

Eso sí, te felicito porque se nota que te lo has currado muchísimo a la hora de establecer unos criterios coherentes y en la criba de las obras. Se nota un trabajo mayor al que he visto en otras listas que he visto publicadas por ahí.

Por lo demás, todo depende del gusto personal de cada uno aunque no se puede negar que casi todas las obras que incluyes (y las que se quedaron fuera por poco) son excelentes.

Impacientes Saludos.

Emilio Aurelio dijo...

Magnífico trabajo de selección que avala la lista como hoja de ruta para aquellos que deseamos una puesta al día. Durante los últimos años la reedición de clásicos e imprescindibles ha estado a una altura nunca vista, ya va siendo hora de culminar la tarea de completar clásicos y retomar el momento presente.

Apuesto a que entre los que quedan figura algo de los hermanos Hernández.

tristan dijo...

Emilio:
Pon el dinero en una casa de apuestas ... y ganarás.
Sobre los clásicos hay algunos editados últimamente que quiero comentar cuando acabe con esa serie ya que me he llevado varias alegrías.

Emilio Aurelio dijo...

¿que te ha parecido el último Bourgeon? Ha cambiado de estilo, pero el nuevo no está nada mal. Pero el argumento no se como está.

tristan dijo...

Emilio:
No he tenido tiempo de hojearlo. Ya os contaré.

tristan dijo...

Emilio:
He podido echar un vistazo a el comic que me preguntabas "La niña Bois-Caïman" 1 y 2. Me ha parecido muy bueno de dibujo algo menos de guión pero hablando eso sí en un nivel muy alto. Muy recomendabe sobre todo para los incondicionales de François Bourgeon.