UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Grandes maestros olvidados (5) Jesús Blasco.

Jesús Blasco, tragedia en Occidente.

Explicaba Jesús Blasco en 1983 en una entrevista concedida a Joan Benavent que hacía poco había recibido una carta del rey Juan Carlos donde le agradecía los buenos momentos que había pasado leyendo Cuto a los 8 ó 9 años. Sin embargo si el monarca español quisiera releer las aventuras de este personaje ahora, a menos que conservara la colección de Chicos de la época, no podría hacerlo. Tal es el desastre, tal es la tragedia del comic español; su principal obra clásica no está editada en condiciones. Existen dos álbumes en blanco y negro... de principios de los 80 del siglo pasado donde se recopilan las dos principales aventuras de este personaje; Cuto, en el dominio de los sioux y Tragedia en Oriente que a pesar de sus loables intenciones no dejan de ser un pálido reflejo de la obra, un pobre consuelo y además son casi imposibles de encontrar.

Jesús Blasco es uno de los grandes maestros del comic mundial pero no tiene ni el 10% de su producción publicada en la actualidad. Su obra se extiende por España, Inglaterra - donde es recordado por sus obras infantiles como Alicia en el pais de las maravillas o por su relatos de suspense como The Steel Claw - Italia, Francia, India, Yugoslavia, Estados Unidos y varios paises más. Además ha abarcado todos los géneros como el de aventuras, bélico, ciencia ficción o infantil además del romántico, western e incluso el histórico tanto en blanco y negro como en color. Ha desarrollado también una reconocida carrera como ilustrador.

En cualquier sitio donde haya sido publicada la firma de Jesús Blasco ha sido sinónimo de calidad, arte y emoción. En la misma entrevista (Un hombre, mil imágenes: Jesús Blasco. Norma Editorial 1986) el dibujante barcelonés explicaba que un artista no ha de reflejar la realidad tal cual es, sino recrearla. Estamos ante un creador, un artista único que es consciente de su papel de autor. Este maestro es español, es admirado por creadores y aficionados de todo el mundo y es un referente sin el cual no se entiende la evolución del tebeo patrio pero no se puede leer su obra sin hacer ejercicios de arqueología editorial; no es visible para el lector interesado. Tal es la magnitud de la tragedia en el dominio de los comics hispanos.


Biografía.
Jesús Blasco Monterde nació en Barcelona en 1919. Su afición al dibujo se manifestó de forma precoz y fue animado por su familia, básicamente su padre, a perfeccionar este talento. En 1935, a los 16 años de edad, publica su primer trabajo en la revista Mickey. Este mismo año pasa a colaborar en las revistas Pocholo y Boliche creando para ésta última una serie titulada Cuto, gurripato y camarilla donde aparece por primera vez su personaje emblemático Cuto.

Sus primeros trabajos muestran una fuerte influencia de la producción de Walt Disney y son de corte humorístico. En 1938 es llamado a filas en el bando republicano y pasa a formar parte de la Quinta del biberón como operador de radio. El final de la guerra lo lleva a un campo de concentración francés, St. Cipryen, donde es internado y donde realizaba retratos a prisioneros y guardianes para obtener algo de dinero o comida. Sin saber nada de su familia pasó allí su cautiverio hasta que su padre consiguió que lo liberaran tras arduas gestiones.

De nuevo en Barcelona Jesús Blasco contactó con la Editorial Plaza y reanudó su carrera de dibujante y autor aunque compaginándola con el servicio militar ya que su estancia en el ejercito republicano no fue reconocida por las autoridades franquistas. La editora Consuelo Gil Roësset lo fichó para su revista Chicos y el dibujante volvió a retomar a Cuto, esta vez en solitario. También creó en 1941 para Mis chicas, otra revista de la editorial, el personaje de Anita Diminuta de la que llegaría a realizar más de un centenar de historias.
A partir de entonces su producción se dispara creando tanto para Chicos y Mis Chicas como para otras editoriales infinidad de historias de las que se pueden destacar La escuadrilla de la muerte en 1941, Horizontes perdidos para la Editorial Cisne en 1942, El planeta misterioso con guión de Huertas Ventosa en 1944 y tres números de una revista titulada Episodios de guerra donde empezó a colaborar estrechamente con sus hermanos.

Sin embargo su obra emblemática de los años 40 es sin duda Cuto. En 1940 publica El pequeño policía la primera historia larga del personaje aún con estilo caricaturesco. Tras varios años de evolución del personaje y de los argumentos en varias historias cortas y páginas sueltas humorísticas, Blasco da el gran salto de calidad en 1945 con Tragedia en Oriente donde se pueden apreciar con toda nitidez el resultado de estudiar a los grandes del comic realista americano como Alex Raymond o Milton Caniff. Es muy relevante en esta historia la clara referencia a episodios concretos de la Guerra Civil y la Guerra Mundial como el bombardeo fascista a la ciudad de Guernica o los hornos crematorios que incomprensiblemente pasaron la censura para alivio del patriarca de los Blasco. En 1946 se publica En los dominios de los sioux donde el autor profundiza más aún en los logros anteriores realizando páginas de una belleza poco común en la época. A finales de la década el mercado español de revistas de aventuras se va contrayendo y poco a poco Jesús Blasco empieza a recibir ofertas del mercado europeo especialmente el inglés.

Antes de dedicar su trabajo al mercado extranjero Blasco realiza varias obras en España como varias aventuras de su personaje emblemático: Cuto en Nápoles (1947), El caso de los muchachos desaparecidos (1948) o La estrella negra (1950) por poner algunos ejemplos y también otras serie e historias sueltas como Una aventura en la India (1948), Dan Jensen (1952) y Smiley O'Hara para la revista Cimarrón además de la creación de otro personaje, Topolino, para la revista del mismo nombre.
En 1954 inicia su periplo británico con la serie Buffalo Bill para la revista Comet que se prolongará hasta 1958. A partir de entonces Jesús Blasco con la inestimable colaboración de sus hermanos Adriano y Alejandro realizará una ingente cantidad de material para las revistas británicas; Billy the Kid para Sun desde 1955, Kit Carson y Dick Turpin en 1958, historias románticas para Valentine, Famous Romance Library o Mirabelle y adaptaciones de películas de la época y clásicos de la literatura infantil.

En 1962 dibuja para la mítica revista Eagle la serie Vengeance Trail del nº 10 al 28. Y es en este año cuando empezaría su colaboración con la revista Vailant donde dibujaria durante casi 10 años la serie The Steel Claw con guiones al principio de Ken Bulmer y después de Tom Tully. En 1963 empieza para la revista Teddy Bear otro de sus best-sellers británicos, Edward and the Jumblies, un clásico del tebeo ilustrado infantil. La serie se prolongaria hasta 1973. En 1968 dibuja para la revista Look and Learn la historia titulada The Montezuma¡s Daughter; The indestructible man para Jag y empieza con la publicación de The Water Babies que marcará toda una generación de jóvenes lectores.

Aunque fueron los ingleses quienes mejor aceptaron a Blasco y su equipo como artistas propios, reconocieron su labor, los admiraron a parte de pagarlos muy bien; fueron los franceses los primeros que les dieron trabajo. Concretamente en 1951 comenzaron con el encargo de dibujar las biografías de personalidades famosas como Eisenhower, Toulosse-Lautrec, Charlot, Brigitte Bardot, Pasteur y varios más encargo que se prolongó hasta principios de la década de los 60. También relizaron varias historias de corte romántico para Ici Paris y aunque su producción fue menor que para Inglaterra destaca la serie Los Guerrilleros a partir de 1968 para la revista Spirou. Con guiones de Miguel Cusso, José Ramón Larraz y del mismo Blasco se publicaron 4 historias; Los guerrilleros del nº 1567 a 1585, La route du condamné del nº 1652 al 1667 (1969-1970), L'ombre de l'ancetre del 1674 al 1691 (1970) y finalmente Le dernier exploit de Durango Scott del 1841 a 1846 en 1973.

Volviendo a Inglaterra y tras un año de pausa Jesús Blasco retoma su personaje emblemático en la revista Vailant con The return of the Steel Claw de 1971 a 1973. En 1977 Blasco deja prueba de su talento en otra de las grandes revistas británicas, 2.000 A.D., con los tres primeros capítulos de la serie Invasión! Pero el autor español no sólo publica en Francia-Bélgica e Inglaterra. Desde finales de los cuarenta en Portugal se reeditan con verdadero interés las obras publicadas en España y a partir de los años 70 publicará en Alemania. En 1972 y durante algo más de un año colabora con la revista Pip con diversas historias de corte erótico y humorístico. También empieza a colaborar para editoriales italianas.

Dos comics de corte histórico marcan los próximos años. En 1979 se encarga para el mercado italiano de Marco Polo según una popular serie de televisión y en 1982 para el mercado francés dibuja la adaptación al comic de La Biblia guionizada por Claude Moliterni, ambas series editadas en varios paises.

En 1986 pasa a colaborar con la popular editorial italiana Bonelli encargándose de varios episodios de su personaje principal Tex Willer e historias esporádicas de otras series de la firma. Esta colaboración durará hasta el año 1994. Los Blasco no han dejado de publicar en estos casi 30 años en España aunque de manera esporádica. Destacan Sant Antonio-Maria Claret en 1966, un episodio de Joyas Literarias Juveniles titulado Los viajes de Marco Polo con guión de Cassarel en 1976, dos episodios de Dulce frenesí; Operación Hot-dog en 1979 y Operación número Zeta en 1980 ambos con guión de Andreu Martín para la Editorial Bruguera y la historia tirulada ¡Busco a Joe Giggio! (1980) también con guión de Martín. A partir de mediados de la década de los 80 las editoriales españolas vuelven a tener proyectos para él y su estudio de forma regular aunque como afirmaba a menudo no le servían para mantener económicamente la empresa.

En 1986 intenta relanzar El Capitán Trueno con guiones de su creador Victor Mora con escaso éxito; participa, también, en una obra colectiva para la Editorial Norma con motivo del 50 aniversario de la Guerra Civil Española también con guión de Mora. Con guiones de otro histórico, Mariano Hispano, se encarga del dibujo de la serie Zacarias Grimm para el diario Primeras Noticias y finalmente ya en los 90 su estudio se encarga de la realización de Tallaferro para el diario Avui. El reconocimiento oficial a su extraordiaria labor le llegó a partir de los años 70 con la concesión del premio a la mejor labor profesional por el Club Amigos de la Historieta y en 1982 fue galardonado con el premio Yellow Kid del Salón de Comic de Lucca. En Francia recibe, además, el reconocimiento de Caballero de las Artes y las Letras. En 1988 muere Alejandro Blasco, Pilar en 1992 y Adriano en el año 2000.

Jesús Blasco murió en 1995 a punto de cumplir los 76 años.



Influencias y seguidores.

Floyd Gottfredson marcó la primera etapa de la obra de Blasco aunque supongo que el dibujante barcelonés no supo hasta más tarde que era él y no Walt Disney el que realizaba de manera magistral las tiras diarias y páginas dominicales de Mickey Mouse. En los años 30 se publicaban con asiduidad en España tanto las tiras diarias de corte humorístico como las series más aventureras provenientes de los periódicos estadounidenses. Posteriormente Blasco se fijará también en el trabajo de Elzie C.Segar y Hergé.

A medida que su trabajo fue derivando hacia una temática más realista Jesús estudió con detenimiento la obra de Alex Raymond y Milton Caniff para crear su propio estilo. Flash Gordon y Terry and the pirates son series que sirvieron al mayor de los Blasco para afianzar su dominio de la anatomía y su sentido de la narrativa y marcaron toda su producción de los años 40.

A partir de la decada de los 50, con un estilo personal plenamente definido, el creador de Cuto despliega su arte en una ingente producción tanto en España como en Gran Bretaña y el resto de Europa. Las características únicas de su arte, que se podría definir como un hiperealismo expresionista lleno de dinamismo y sensualidad, empiezan a influir a su vez a numerosos autores de varios paises.

Para empezar cabría destacar como seguidores a sus hermanos Pilar, Adriano y Alejandro que desarrollaron una carrera propia a principios de los años 40 y que en el caso de los varones pasaron a formar parte de su estudio a partir de los 50 ayudando al hermano mayor a cumplir con los plazos de entrega sin sacrificar la calidad. Cada uno, aunque con su personalidad bien definida, bebieron de las mismas referéncias y tuvieron a su hermano mayor como maestro natural.

El estilo clàsico, vigoroso y elegante de Blasco influyó en bastantes autores españoles. Manfred Sommer explica con que admiración se miraba el trabajo de Jesús en los años 60. Cabe añadir que en 1966 y por encargo del Instituto Perramón Blasco ilustró Como dibujar historietas que se reeditaría en varias ocasiones y que sería muy útil para los aspirantes a autores de comics de la época.

Manfred Sommer.

A parte de Sommer, que reconoció siempre el magisterio del genio barcelonés, otros autores como Enric Sió, Rafael Méndez, Enrique Badía o Joan Boix pueden considerarse como alumnos aventajados de Jesús Blasco.Joan Boix.
Enric Sió.
En el extranjero es imposible calibrar el impacto de la obra de Jesús Blasco en paises como Alemania, Suecia o Yugoslavia. Sin embargo en Inglaterra toda una generación se siente deudora del inmenso legado del dibujante de obras como The Steel Claw o Rob Riley. Brian Bolland, Alan Davis y Dave Gibbons son algunos de estos admirados discípulos.

Brian Bolland.
Alan Davis. Dave Gibbons.

Cuto, el aventurero de la postguerra.El personaje emblemático de la etapa española en la obra de Jesús Blasco nació en 1935 como componente de una pandilla en la serie Cuto, Gurripato y camarilla publicado en la revista Boliche. Posteriormente y tras la Guerra Civil el autor retomaría el personaje para que protagonizara una serie de aventuras para la revista Chicos en las que el estilo humorístico del inicio iría dando paso a la temática aventurera.

Es dificil calibrar la importancia de Cuto en la postguerra española con ojos actuales. Sin embargo si analizamos que se trata de un personaje independiente, económica y de acción y que se mueve por diferentes ámbitos geográficos y temporales podremos deducir que a los deprimidos ojos de niños y jóvenes de los 40 era todo un mito.

La primera aventura protagonizada en solitario por Cuto se titula El pequeño policía. Es una historia de 16 páginas publicada entre los nºs. 143 a 158 de la revista Chicos entre 1940 y 1941. Las siguientes aventuras se titulan Sin rumbo (Chicos 161 a 202 de 1941 a 1942); El pájaro azul que es un album de 48 páginas publicado en 1942 por Ediciones Chicos y El mundo perdido serializado entre los nºs 206 a 267 en Chicos de 1942 a 1943. Una historia de 59 páginas. Paralelamente realiza de 1941 a 1945 numerosas historias cortas y chistes de una página para los almanaques anuales de la revista. El secuestro, Granujas y caballos, El castillo del terror, Cuto en una del oeste son los títulos de algunas de las más significativas de una extensión entre las 6 y las 10 páginas.

Entre 1945 y 1946 se publica de forma serializada Tragedia en Oriente del nº 343 al 383 de la revista Chicos. Los 14 primeros números se publicaba una página a todo color y dos tiras en páginas interiores también a color y a partir del 357 en dos páginas a todo color.

Tragedia en Oriente marca el inicio de la etapa más inspirada de la serie que se completaría con la otra gran historia titulada En los dominios de los sioux que se publica del 385 a 448 de la revista Chicos entre el año 1946 y 1947. En ambas historias Jesús Blasco alcanza su madurez como autor y eleva el comic español al mismo nivel que autores como Raymond, Gillon o Hergé lo harán en otros paises. Algunas secuencias de Tragedia en Oriente recuerdan poderosamente episodios de la Guerra Civil española como las escenas de guerra donde Blasco muestra las consecuencias de un bombardeo indiscriminado a la población civil con un homenaje al famoso cuadro-denuncia Guernica de Picasso.

Blasco alcanza la excelencia utilizando todos los recursos que el arte del comic le ofrece. Desde la utilización de la profundidad de campo en las secuencias aéreas, el uso realista de los decorados y atrezzo a la audaz estructura narrativa motivada por el hecho de ser una obra serializada en como máximo dos páginas.

A modo de inventario podemos señalar que la historia En los dominio de los sioux está dibujada casi sin documentación ya que los referentes gráficos de la época no eran muy abundantes en España. Blasco se basa casi exclusivamente en fotogramas de películas que ha podido ver y sin embargo su ambientación del western es muy similar a la que dos décadas más tarde encumbrará a dibujantes como Jean Giraud, Hermann o Ivo Milazzo.

A partir de 1947 la serie entra en un suave declive pero no deja de publicarse. Este mismo año aparece Cuto en Nápoles de 8 páginas en Almanaque Chicos para 1948. Le sigue El caso de los muchachos desaparecidos de lus nºs 469 a 491 de Chicos en 1948. Este mismo año aparece en el almaque El junco de Sing, una historia de 8 páginas. Durante los años 1949 y 50 se serializa Hombres muertos en la isla de 28 páginas (Chicos 532 a 556) y en el almanaque de 1949 la historia El secuestro de 8 páginas. Finalmente la última historia de cierta envergadura publicada en Chicos será Estrella negra del nº 1 al 38 de la segunda época durante los años 1950 y 51 alargándose durante 58 páginas. En 1953 Blasco publicará la historia La herencia misteriosa en la revista Boy en los nºs 9,10,13,14,15,16,18 y 19, una historia de 10 páginas. De 1974 a 1982 publica de forma bastante accidentada Hampa Mundial Inc en la revista Chito. Una historia inacabada de 37 páginas.

A parte de lo inventariado arriba existen numerosas páginas autoconclusivas que se publicaron en El gran Chicos, en Chito bajo el nombre de Cosas de Cuto y algunas colaboraciones para Journal do Cuto en Portugal y para El Periódico de Cataluña.
Cuto supuso un hito en la historieta española, es un comic clásico que sirvió de referente a varias generaciones de creadores de nuestro país y que avanzó en algunos aspectos hallazgos de obras posteriores. Cuto fue la primera gran obra de este maestro de los comics nacido en Barcelona.

Héroes de alquiler.

La precariedad del mercado español de comics de aventuras se hizo más patente a partir de 1949 cuando Chicos pasó de ser una revista de aventuras con continuará a una revista de corte humorístico con historietas autoconclusivas. La presión de las revistas de humor acabó con estas revistas obligando a los dibujantes y guionistas a reciclarse o dejar el negocio. Jesús Blasco encontró nuevos mercados en el exterior. Francia, Bélgica e Inglaterra se disputaron sus servicios encargándole una cantidad ingente de trabajo que el mayor de la dinastía de los Blasco pudo subministrar gracias a la colaboración de sus hermanos. Juntos formaron un taller donde los menores Alejandro y Adriano ocultaron su firma y su estilo bajo el nombre del mayor y más famoso de los tres. Es muy difícil llegar a distinguir las aportaciones de cada cual. Lo que está claro es que el producto entregado siempre tenía el estilo y la calidad que se esperaba que quizás en solitario Jesús no hubiese podido mantener con tanta demanda. Los hermanos tuvieron una corta carrera en solitario en los 40. A continuación podéis encontrar un breve repaso de éstas empezando por el benjamín.

Adriano.Adriano Blasco empezó su carrera en la revista infantil de Consuelo Gil Roësset, Mis Chicas, que estaba dedicado al público femenino. También servía como plataforma de aprendizaje para nuevos talentos que aspiraban a publicar en Chicos, revista de relatos de aventuras. En 1944 empezó su carrera dibujando Chispita con un estilo lleno de influencias de su hermano Jesús, de Ángel Puigmiquel y de varios dibujantes de la factoría Disney. Hasta 1947, el más joven de los Blasco, no consiguió su propósito de publicar en la revista Chicos. Lo hizo con una aventura titulada El once de la muerte. A partir de entonces publicaría Piratas en el Yukón, El brujo blanco en 1948. El genio negro en 1949 y a partir de la reestructuración de la revista que priorizaba las historias autoconclusivas en lugar de las seriadas creó el personaje Speed, el hombre del año 2000. Colaboró también en la revista El Coyote donde se encargó de personajes como El encapuchado, John Clowe y Rabituerto creado por su hermano Jesús. Poco a poco el declive de las revistas afectaron a su producción y junto a su hermano Alejandro empezó a colaborar con su hermano mayor formado el estudio de los Blasco que produciría miles de páginas bajo la firma de Jesús Blasco.

Pili.Pilar Blasco empezó a publicar en Mis Chicas en 1942. Su primer personaje fue Mariló - una muñeca - que vivía aventuras fantásticas llenas de hadas y princesas que ilustraba con su estilo cargado de sensibilidad, encanto y delicadeza. A lo largo de diez años ilustró varias aventuras infantiles como Campanitas de Belén, La última historia de Scherezade o finalmente Las aventuras de Lalita en 1949 para la revista Florita. En los años 50 se retiró del mundo profesional trás casarse como era común en la época.

Alejandro.
Alejandro Blasco empezó su carrera en 1943 en la revista Mis Chicas al igual que sus dos hermanos Pilar y Adriano. Su primer personaje fue Morronguito y era una serie de corte humorístico. En 1944 consiguió su primer personaje de aventuras en una historia de 6 páginas titulada Dardo amarillo. Policía Montada, Por tierras de emoción, Titanes en el Polo Norte, El Corsario X, Los hijos de Corazón de Hiena o La danza de las cabelleras son historias que publicó de 1944 a 1948 cuando la revista cambió de orientación. Colaboró con otras revistas como El Coyote, Alcotán y Topolino donde dibujaba Sandy un clon de Cuto. Finalmente el ocaso de las revistas de continuará le hizo refugiarse con su hermano Adriano bajo la firma de Jesús y formar con ellos el taller que suministró decenas de obras al mercado europeo a partir de los 50. Fue además el modelo físico que inspiró a Jesús su personaje Cuto. La primera colaboración entre los tres hermanos varones data de 1947 cuando juntos intentan crear una editorial, llamada Augusta, y realizan un cuaderno de historias bélicas titulado Episodios de guerra que duró tan solo 3 números. A partir de mediados de los 50 la empresa Blasco produce desde comics infantiles, históricos, románticos, bélicos y del oeste para varios paises y con estilos muy variados. Podemos especular que obras se reservó Jesús para dibujar en solitario (The Steel Claw, Los guerrilleros...) pero lo que los especialistas aseguran es que los hermanos menores aportaron mucho de su talento e imaginación a las obras que el mayor se dedicó a coordinar y dirigir. El hecho que esta colaboración durase tantos años es prueba que funcionó tanto económicamente como artísticamente y que ninguno de los hermanos se sintió incómodo con el trato recibido.


The Steel Claw (La zarpa de acero).
Sinceramente creo que desde nuestro país; desde Barcelona, Madrid, Asturias, Zaragoza o Sevilla no podemos calibrar la enorme repercusión que el trabajo de Jesús Blasco tuvo en Gran Bretaña. Tanto sus adaptaciones de relatos infantiles como Alicia en país de las maravillas o The Water babies como sus comics en revistas de aventuras como Invasión!, Buffalo Bill o Vengeance Trail (éste último en la famosa revista Eagle) han marcado una o dos generaciones de británicos y convirtieron a Blasco en una estrella.

Pero es por encima de todo The Steel Claw la serie que ha dejado una huella imborrable en la historia del comic anglosajón. Acostumbrados a héroes más ortodoxos como Dan Dare, Garth o Wulf the briton las extrañas aventuras de Louis Crandell y su mano metálica conmocionaron la imaginación de miles de jóvenes de la época que leyeron con avidez la interminable escapada de este fugitivo ayudante de laboratorio. La imaginación desordante y retorcida de Tully proporcionó a Blasco argumentos suficientes para lucirse en páginas llenas de tensión y misterio y de un arte absolutamente único e inimitable.

The Steel Claw empezó a publicarse en la primera edición de la revista semanal Valiant el 6 de octubre de 1962. A razón de dos páginas por semana la serie se prolongó hasta que fue interrumpida en mayo de 1970. Un año más tarde volvió a aparecer en la revista hasta su clausura definitiva en octubre de 1973. A parte hubo algún anual y varias ediciones en libro que serían dibujadas por otros autores. La serie regular empezó con guiones de Ken Bulmer y a partir del 4º episodio fue escrita por Tom Tully hasta su clausura. Jesús Blasco dibujó la práctica totalidad de los capítulos publicados en Vailant junto a los Vailant anuales correspondientes a los años 1965, 66 y 69.

La serie cosechó un éxito inmediato en Gran Bretaña y se publicaron varias reediciones y capítulos secundarios bajo el título de Studendous Series de Super Library dibujadas pr el italiano Massimo Belardinelli. La editorial vendió la serie a numerosospaises como Alemania, Suecia, Italia, España, Yugoslavia o la India gozando en estos paises de gran popularidad. En nuestro país la primera edición corrió a cargo de Ediciones Vertice que la popularizó en un formato bolsillo remontando las páginas como también lo serían en sucesivas ediciones a cargo de Bruguera y Surco. Actualmente Planeta deAgostini está publicando una edición respetando el formato original.


Conclusión:

El misterio del mercado español hace que muchos aficionados al comic desconozcan casi por completo la obra de uno de los más grandes autores de tebeos todos los tiempos. Personajes e historias como las de Cuto, Anita Diminuta, Los guerrilleros, Buffalo Bill, Edward and the Jumblies o La hija de Moctezuma son completos desconocidos para el lector español del siglo XXI.

Por esta desidia inexplicable no podemos disfrutar de una obra, redonda, audaz y exhuberante que seguramente llenaría de dulce frenesí a muchos de los que ahora suspiramos por ver la trayectoria de Jesús Blasco y sus hermanos dignamente representada en las librerías de nuestro país. Supongo que los profesionales tienen mejores datos que yo al respecto pero quisiera dejar una reflexión... ¿Cuanto cuesta subvencionar una película, un ballet o una orquesta sinfónica? ¿Cuanto costaría editar un integral de Cuto dignamente? ¿No querrían todas las bibliotecas del país tener la obra maestra del tebeo clásico español en sus estanterias junto a Asterix y Tintín? Sinceramente a veces creo que lo único que falta es un poco de imaginación y mucho amor por el tebeo. Ahora que estamos tan quisquillosos por las ediciones de clásicos de otros paises; ¿No es hora de editar de forma digna los españoles? Preguntas sin respuesta por ahora.



Obras escogidas:


El planeta misterioso. Chicos # 298 a 311 ( mayo-septiembre 1944)
Cuto, en el dominio de los sioux. Chicos #391 a 399 (junio-agosto 1946)
















El relojero. Creepy #110 1979.








Bibliografía y enlaces de referencia:
- Un hombre, mil imágenes: Jesús Blasco. Cuadernos de la divulgación de la historieta #3 Varios autores. Norma Editorial. 1985.
- Primeras experiencias del comic español por Salvador Vazquez de Parga. La historia de los comics vol.2 Ed. Toutain. 1983.
- Sobre las cenizas ardientes de la Guerra Civil por Javier Coma. La historia de los comics vol.2 Ed. Toutain. 1983.
- Jesús Blasco por Antonio Martín. Prólogo de Los guerrilleros, la sombra del antepasado. Ed. Pala. 1979.
- Cuto y su estética por Josep Mª Delhom. Prólogo de Cuto en los dominios de los sioux. Revival Comics. Club de amigos de la historieta. 1983.
- Cuto, tragedia en Oriente por Jesús Blasco. Colectivo 9º arte. 1979. - Los chicos se hacen hombres. El rostro cambiante de los comics británicos de 1950 a 1970 por Alan Vince. La historia de ls comics vol.2 Ed. Toutain. 1983.
- El blog Deskartes Mil, creado por Manuel Deskartes, ha publicado 5 posts muy completos con la bibliografía de Jesús Blasco el primero de los cuales podéis consultar aquí y a partir de ahí seguir el hilo.
- La ficha biográfica de Jesús Blasco en Tebeosfera revista digital dirigida por Manuel Barrero.
- Numerosas entradas en el blog de Joan Navarro llamado Viñetas.
- Varias entradas en el blog La tertulia de studio con especial atención a los posts dedicados a El planeta misterioso y Lady Godiva. Blog creado por clementcor.
- En el blog Cómic, historietas, tebeos... podemos encontrar dos entradas escritas por Charles Caum que exploran el trabajo de ilustración de Blasco. Concretamente Alejandro Magno y Tom, el hijo del gaitero.
- La ficha de Jesús Blasco en Lambiek y Wikipedia y también las fichas de Cuto, The Steel Claw y Chicos en esta última web.

18 comentarios:

Ismael dijo...

¡Uf! ¡Esto no es una entrada de blog, es como un libro! Propónles uno a los de Dolmen para su colección dedicada a los autores.
Hace poco robé para internet el artículo de Tebeolandia donde se nos avisaba de su muerte, dejo enlace, y escribía sobre él José Sanchis:

Tebeolandia

En el blog Mania dos quadradinhos se puede ver una revista portuguesa mítica con historietas de este dibujante.

tristan dijo...

Ismael,
muy interesante el artículo que ayuda a completar el post. Es increible lo que les gusta a los portuguess Blasco, lo quieren casi más que nosotros.

Saludos.

Jesús Duce dijo...

¡Extraordinario repaso de la obra de Blasco y sus hermanos!
Reconozco que tu sección de "Grandes maestros olvidados" es mi favorita desde siempre. No dejas de sorprenderme y de enseñarme con todo lo que aportas en ellas.

A mi modo de ver, Jesús Blasco, Víctor de la Fuente, Antonio Hernández Palacios y Carlos Giménez, son los cuatro grandes de nuestra historia del cómic.

Respecto a la obra de Blasco en UK, hay que decir que logró publicar cuantiosas obras, todas ellas de muchos quilates y gran brillantez.
Además de las que citas, podrían sumarse, entre otras:

-Robin Hood (Sun Comic, 397-406, 410-428), que después se reeditaría muy parcialmente en España.
-Gunsmoke (Film Fun, entre 1961 y 1962)
-Blackbow the Cheyenne (Swift, entre 1962 y 1963)
-Danger Man (Lion Comic, en 1966)
-Rob Riley (Ranger, entre 1965 y 1966)
-The Legend of Rodrigo of Vivar (Look and Learn, en 1974)
-Black Barlemy Treasure (Look anda Learn, en 1975)
-Martin Conisby's Revenge (Look and Larn, en 1975)
-Russian Folk Hero Ilya (Look anda Learn, en 1975)

En Francia, yo apuntaría la estupenda serie Paul Foran, que después continuó Jordi Bernet.
Y en Italia, además de su colaboración en Tex, también realizó un número de Martin Mystere, entre otras aportaciones.

Considero igualmente de gran calidad sus colaboraciones en las revistas Chito, CIDA, Creepy y Escalofrío, amén de su trabajo como portadista e ilustrador que es inmenso y extraordinario.

La verdad es que Cuto y Zarpa de Acero son sus obras más redondas, tanto por su calidad y su repercusión como por haber mantenido durante mucho tiempo un nivel gráfico envidiable.
En mi opinión, Cuto merece una reedición con carácter de urgencia. Una edición en condiciones que respete y promocione en profundidad la serie de mayor calidad de nuestro tebeo clásico.

Un abrazo.

tristan dijo...

Jesús,
totalmente de acuerdo con lo que apuntas y son muy útiles los datos que aportas. La obra de Blasco es tan vasta, densa y brillante que al acabar el post me he quedado con la sensación de haberme dejado un montón de aspectos a comentar.
La falta de edición de sus obras es una laguna en nuestro mercado que clama al cielo.

Saludos.

clementcor dijo...

Completo, ameno, preciso: admirable. ¡Qué gran artículo, Tristán! ¡Y vaya contribuciones que nos deja Jesús Duce en sus comentarios! Disponemos ahora de una información sobre su etapa inglesa que no estaba disponible hace veinte años. Pero claro, sin una reedición digna y sistemática. No todo ha de ser reeditar El Príncipe Valiente.
Saludos y felicidades.

Jaime Sirvent dijo...

Grandísimo post Tristán, muy ameno y didáctico. Espero que la edición de Zarpa de Acero sea el primer paso para un aluvión de ediciones de la obra de Blasco, en especial Cuto.

Un saludo.

tristan dijo...

Clementcor y Jaume,
creo que 2012 debería ser el año de Jesús Blasco. Se merece una publicación de sus grandes obras de forma rgurosa y digna. Yo por lo pronto voy a aportar mi granito de arena y voy a formalizar la petición para que exista una calle en su ciudad natal, Barcelona, con el nombre de Jesús Blasco Monterde.
Saludos a los dos.

Bbarron dijo...

Gran Entrada.

tristan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tristan dijo...

Dbarron,
gracias pero sigo teniendo la impresión de que me han quedado muchas cosas por decir ya que la obra de Blasco es muy vasta y llena de calidad. En fin esperemos que se publiquen sus obras y aparezcan muhos textos nuevos sobre ella.
Saludos.

Paco Nájera dijo...

Magnifica entrada, y muy completa, aunque como apuntas la obra de Blasco es tan amplia y de tanta trascendencia que mereceria un estudio lo mas completo posible como corresponde a uno de nuestros grandes clasicos y que ha marcado toda una epoca.
Gracias por el disfrute.

PAblo dijo...

Excelente entrada sobre un autor al que no hay que olvidar.

Impacientes Saludos.

Mo Sweat dijo...

Con el estress que he estado llevando estos últimos días y muy especialmente la falta de tiempo, aun no había tenido tiempo de disfrutar con calma este post...

...Una maravilla. Le has hecho más justicia a Jesús Blasco tu en este post que todas las editoriales del pais juntas en los últimos 25 años.

Sin duda clama al cielo el lamentable trato que siguen recibiendo nuestros grandes autores. Blasco, así como De la Fuente o Palacios merecerían museos propios.

Saludos.

tristan dijo...

Paco,
gracias a tí y efectivamente hace falta más obra teórica de Blasco y que se editen sus obras.

PAblo.
efectivamente Blasco ha de ser un referente para el comic mundial como lo han sido Eisner, Caniff, Hergé o Raymond.

Mo,
Victor de la Fuente, A.H.Palacios y principalmente Jesús Blasco es la trilogía de grandes genios españoles que están absolutamente olvidados por las editoriales,
¡¡¡NOSOTROS NO OLVIDAMOS!!!

Jordi Aguilera dijo...

Gran post, con completa información y magníficas ilustraciones. Había ido aparcando su lectura hasta hoy, y me ha dejado maravillado y con ganas de que algún editor valiente se arriesgue con Cuto... ¿Quizá Glenat en su colección de Vintage? (Aunque, por favor, sin prólogo de Hernán Migoya... ;-))

tristan dijo...

Jordi,

¡¡¡Amén!!!

Salutacions.

Allerastur dijo...

Acabo de pasarme y leer el apunte.

Imprescindible.

Jordi Aguilera dijo...

¡Albricias! Hoy he encontrado en un mercadillo un ejemplar en perfecto estado de Tragedia en Oriente, la edición de Colectivo 9º Arte de 1979... Lástima que sea en blanco y negro, pero... ¡¡menos da una piedra!!
Y además muy bien de precio: ocho euritos.