UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Mensajes en una botella. Conclusión.


Ya tengo el ábum Mensajes en una botella, lo mejor de Bernard Krigstein en el saco. Finalmente con el tomo en mis manos he de constatar que los señores de Diábolo Ediciones han hecho un trabajo a la altura de Bernard Krigstein y que Mensajes en una botella es una gran edición - no la definitiva - pero sí una muy buena antología del paso de Krigstein por el mundo del comic book norteamericano.



En este libro podemos encontrar las historias Master Race, Key Chain, The Catacombs, Poetic Justice, Pipe-dream, The flying machine, In the bag y Murder dream publicadas en EC. Son 8 historias, de las más de 40 que realizó para esta editorial, que son auténticas obras maestras pero se nota la falta de otras realmente importantes como More blessed to give..., Prairie Schooner, Bellyful o The ultimate weapon y añadir al menos una de las tres historias que hizo para Mad a las órdenes de Kurtzman - From eternity back to here! de Mad #12 del 1954 por ejemplo - que demuestran el talento para el humor de Krigstein, una faceta poco conocida.
De las historias post EC Comics destacan las que hizo en Atlas donde colaboró con Stan Lee del que nunca guardó buen recuerdo. Son historias más breves aún que las de EC, con guiones imtrascendentes que el dibujante de Master Race intenta trascender y que casi siempre lo consigue. The Hipnotist; Dinosaur, Garibaldi o Out of this world son algunas de las escogidas. A mi me falta Blind's man bluff realizada en 1962 para la revista Four Color # 1309 de la que el dibujante confesó que era el guión más fantásticamente absurdo que se había presentado jamás a un dibujante, a pesar de eso Krigstein realiza un trabajo en 32 páginas absolutamente memorable con un uso del color realmente innovador.


Al inicio de su carrera colaboró con numerosas editoriales empezando por Prize Comics. Trató todos los géneros desde las aventuras juveniles, western, el bélico, ciencia ficción e incluso el romántico demostrando su categoría en todos ellos. Este volumen recoge gran cantidad de este material, con obras magníficas como en el caso de Monster of seas publicado en Airboy v8 # 4 de 1951 - del que podemos ver la página 3 arriba - o The last bullet publicado en Battle #23 en el 1953 que podemos ver abajo. Son obras maduras llenas de hallazgos visuales y narrativos que explican por William Gaines y sus editores se fijaron en Krigstein para su editorial. Además la antología incluye también obras más primerizas menos logradas pero muy interesantes desde una visión más completista.   


Los otros aspectos técnicos de la edición como el tamaño, coloreado e impresión son bastante correctos. La mínima reducción de tamaño no impide disfrutar de las historias, el coloreado de Marie Severin es bastante fiel al original lejos de otros coloreados más psicodélicos que hemos podido padecer y por último la impresión es el punto que flojea más ya que tiene este defecto tan común en nuestro país de empastar en demasía los negros perdiéndose algo las líneas del entintado y las tramas mecánicas.
  

Para resumir; nos encontramos ante una edición muy digna que nos da una muestra amplia y representativa de uno de los genios del arte del comic del siglo XX. Si además esta obra está prácticamente inédita en castellano nos encontramos ante una oportunidad histórica de disfrutar de una parte de lo mejor de Bernard Krigstein que no es poco.
Una curiosidad que me gustaría que un amable lector me resolviera ¿Alguien sabe el significado de tan enigmático título? Yo leyendo el álbum; no. Seguramente se me ha escapado.


Salut!

3 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Saludos, Tristan.

Yo también lo tengo y me parece, como tu bien dices, un gran libro a la altura de Krigstein. Hacen falta más obras de este estilo, sin duda...

Yo creo que ahora sería necesario algo parecido pero con Wallace Wood... Ojalá Diábolo lo haga realidad.

Por cierto, ¿a que te refieres con la última pregunta?, ¿a lo de "Mensajes en una botella"?

tristan dijo...

Mo,

si, a lo de los mensajes...
Me alegro que coincidamos con la valoración del libro. Uno de Wally Wood sería memorable, también.

Saludos.

Francisco Alaminos dijo...

Muy buena edición, con un papel de muy buena calidad y una buena reproducción, quizás un poco pequeña, la de Fantagraphics es algo mas grande, pero de todas formas una gran edición.
Un saludo