UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

sábado, 23 de agosto de 2014

Grandes maestros olvidados (7) Bob Powell.



The Man in Black es un personaje de comic book sumido en las sombras que nos narra aventuras fantásticas con final inesperado. Su artífice fue Bob Powell que, como su creación, nos ha contado sus historias desde el más absoluto anonimato en centenares de revistas de comics norteamericanas durante casi treinta años. 
Powell ha sido calificado como un autor misterioso, como un enigma, un auténtico desconocido y sin embargo ha sido un artista que ha creado miles de páginas de excelente calidad ocupándose tanto del guión como del arte algo no muy habitual en su época.
Quizás la pregunta sea porque un autor tan completo ha sido tan profundamente menospreciado, ocultado e ignorado durante tanto tiempo. No ha sido hasta que llegó la era de los blogs que se ha producido un ligero cambio en la consideración de su legado y ha podido conseguir algo de visibilidad por lo menos en su faceta más terrorífica.
En este séptimo capítulo de Grandes maestros olvidados intentaremos aclarar algunos de los misterios que se yerguen sobre este auténtico genio oculto por las sombras.

(Cave Girl, the man who conquered death.  pag 01.  Cave Girl # 14.  1954)

(Major Inapak.  pag 11.  Major Inapak the space ace # 01.  1951)

BIOGRAFÍA. 

Stanislav Robert Pawloski vivió 51 años; Nació el 6 de octubre de 1916 y falleció el 1 de octubre de 1967. De origen polaco, vino al mundo en la ciudad de Buffalo (Nueva York) donde vivió hasta trasladarse a la capital para estudiar arte en el Pratt Institute de Brooklyn. Se gradúa en 1938 y encuentra trabajo en el estudio Eisner & Iger donde aprendería el oficio. Durante este período realizaría historias del Dr. Fung, Galle Allen and the women's space batallion, Ted Parrish... para revistas como Wonderworld Comics, Smash Comics, Speed Comics, Feature Comics, Planet Comics... de editoriales como Fiction House, FoxHarvey, Quality e incluso Timely.

(A letter of introduction  pag01  de Edgar Berge & his dummy, Charlie McCarthy.
Jumbo Comics # 2  Oct. 1938)  Primera historia de Bob Powell.

En esta época era habitual el uso de pseudónimos para poder realizar diferentes encargos. La lista de nombres de Powell es mítica: Powell Roberts, Bud Ernest, Arthur Dean, S.T.Anley, Rex Smith, W. Morgan Thomas, Major Ralston, Buck Stanley, Stanley Charlot, S.R.Powell... De esta época es conocido por su trabajo con el personaje de Sheena, sustituyendo a Mort Meskin, para la revista Jumbo Comics donde empezará a destacar como dibujante de personajes femeninos.


Cuando a finales de 1939 Will Eisner decide vender su parte del estudio a su socio Jerry Iger para ocuparse de la realización de un cuadernillo semanal para la prensa, a parte de recibir su parte del valor de la empresa le pide a Iger poder llevarse a tres integrantes del estudio; uno de ellos es Bob Powell. Es asi como el autor pasa a formar parte del famoso grupo de la oficina de Tudor City donde se gestó The Spirit entre otros personajes. En su etapa inicial en el estudio Powell participó en el famoso cuadernillo dominical llamado Comic Book Section encargándose de la serie de relleno Mr. Mystic de 4 páginas hasta su ingreso a filas en 1943.


Durante esta etapa en el estudio de Will Eisner también co-creó y realizó la serie Spirit of '76, dibujó un episodio de Captain América para All Winners Comics # 4 de Timely y se reconoce su participación en la gestación de la serie Blackhawk junto a Eisner y Chuck Cuidera.
Se alistó en la fuerza aérea del ejército de los Estados Unidos como instructor de aviación para participar en la II Guerra Mundial. No llegó a entrar en combate.
Cambió oficialmente su nombre por el de Stanley Robert Powell en 1943.


En 1945 se reincorpora a la vida civil y forma su propio estudio que llamaría The Powell Shop. En el estudio trabajarían artistas como Howard Nostrand en calidad de ayudante principal, George Siefringer que se ocuparía de los fondos y Martin Epp que se ocuparía de las tintas, rotulación y fondos adicionales. Durante casi 20 años el estudio se dedicó a la producción de historias de todos los géneros para los comic books de la época, siendo especialmente recordado por sus historias de terror.


Su cartera de clientes era larga e impresionante; trabajaban para Fiction HouseA.C. Comics, Fawcett Comics, Atlas, Magazine Enterprises, Street and Smith y especialmente para Harvey Comics. Se encargaban de series como Man in black, I'm a cop, Cave Girl, Jet Fury, The Shadow y realizaron infinidad de relatos cortos para revistas como Witches Tales, Red Badge of Courage, Black Cat Mystery, Adventures in 3-D, First Romance Magazine y muchas mas.

(Foto de los componentes de The Powell Shop. Bob Powell está en el centro con visera)


En este periodo realiza también dos series de corta duración para los periódicos: Bat Masterson que abarcó del 1959 al 1960 y Teena a Go Go que se publicó en 1966.


A consecuencia del paulatino deterioro del panorama profesional en el mundo del comic book Powell decide buscar nuevos horizontes y es contratado en 1961 como director artístico de la revista satírica Sick. Alterna este trabajo estable con varios como free-lance entre los que destaca su colaboración como dibujante para la empresa Topps encargada de varias series de cromos para golosinas; los más famosos son los de la película de Mars Attack donde acaba unos bocetos de Wally Wood que finalmente colorearía Norm Saunders. También se recuerda su colaboración esporádica para Marvel Comics con personajes como Daredevil, Human Torch o Hulk.

(portada de Sick Magazine # 1 de Jack Davis)

Bob Powell falleció de un cáncer de páncreas en 1967.


A LA SOMBRA DEL GENIO.

Curiosamente la época que más visibilidad ha tenido Bob Powell en su carrera fue cuando estuvo contratado en el estudio de Will Eisner. El creador de The Spirit lo eligió porque reconocía en él una persona muy válida y preparada además de incansable. Allí empezó a dibujar la serie Mr. Mystic reconocida como la mejor dibujada dejando aparte la serie de cabecera - The Spirit - claro está.
Powell contó con un gran maestro aunque su carácter orgulloso le impedía reconocerlo abiertamente. Su aportación al engranaje productivo del estudio no sólo se ceñía a los dibujos sino que participaba en la creación de personajes, elaboración de guiones y en el arte final. Otro de los dibujantes que Powell admiraba era Lou Fine poseedor de un trazo elegante y de un dominio anatómico exhaustivo.


Como hemos dicho anteriormente su caracter orgulloso le acarreó algún problema con Will Eisner, su jefe, e incluso con sus compañeros. En su álbum llamado El soñador, Eisner nos explica una anécdota algo violenta entre Powell y George Tuska. Evidentemente es sólo la versión del autor. No se conoce ni la de Tuska ni tampoco la del mismo Powell.



(El soñador Will Eisner pags 27 a 30)

Era lógico que tras la guerra, al desmovilizarse, Powell buscara salir del nido eisneriano y también es lógico que siendo como era una persona práctica buscara reproducir la estructura que tanto éxito económico y artístico le estaba dando al creador de The Spirit. En 1945 Powell y sus ayudantes empezaron a volar solos y durante casi 20 años aportaron grandes obras al comic book norteamericano.


UN ARTESANO GENIAL CON ESTILO PROPIO.

Para explicar la trascendencia del arte de Bob Powell basta con mirar cualquiera de sus páginas. De inmediato percibimos que se trata de un artista único, personal, reconocible y con un dominio exhaustivo de todo los recursos narrativos del comic.

(A bird of prey! pag 03  Battle Stories # 02)

A pesar de que trabajó a destajo durante toda su carrera, que no firmó sus páginas en la mayoría de sus trabajos y que nunca tuvo una serie o personaje fijo que pudiera considerar propio, Bob Powell puede ser considerado como un autor de pleno derecho. Junto a sus colaboradores estableció un estilo reconocible. Sus guiones eran sencillos, directos y sorprendentes. Sus historias se adaptaban a las exigencias del editor y de la revista pero siempre daban un poco más de la media. Estaban bien documentadas y sus protagonistas eran muy a menudo un ciudadano corriente atrapado en la vorágine del entorno: la guerra, la fatalidad incluso el desamor.


Por otro lado su arte era característico. Destacan sus primeros planos de personajes no muy agraciados, de grandes labios y narices prominentes que a menudo vemos desde abajo, una característica que Gil Kane repitió a menudo. Su narrativa visual es elegante, sencilla y espectacular al tiempo. Suele dividir la página en 6 o 7 viñetas repartidas en tres tiras horizontales y a menudo utiliza el recurso de dejar al menos una sin el borde que la delimita para enfatizar la secuencia. Como buen alumno de Will Eisner utiliza los diferentes tipos de encuadres y ángulos variados de la mirada para enriquecer la puesta en escena y darle al relato una otra lectura más visual.


Bob Powell supo adaptarse a las exigencias del guión, del género, de la revista e incluso del editor que lo contrataba. Si el encargo era para la revista Jumbo Comics, a principio de su carrera, sabía ser más espectacular que nadie...

(Sheena queen of jungle.  pag 06.  Jumbo Comics # 10 oct/nov 1939)

Incluso se atreve con experimentos formales tan ingenuos pero tan espectaculares como el que realizó en la historia Atoma (Joe Palooka Comics # 15) que tenéis mas abajo en la recopilación de historias destacadas. En este relato Powell se permite el lujo estilístico de estructurar las viñetas de manera que dibujen el número de la página si se observa ésta en su conjunto, demostrándonos que sabía ser atrevido cuando las circunstancias lo permitían.
En cambio si trabajaba para las revistas de terror de la Harvey descubrimos en sus páginas hallazgos que recuerdan poderosamente a los de otros autores como Graham Ingels, Jack Davis o Bernard Krigstein que experimentaban en editoriales tan importantes como la EC de Bill Gaines.

(Rooting demons.  pag 02.  Black Cat Mystery # 36.  1952)

En los originales podemos apreciar aun mejor la calidad del arte de Bob Powell y su equipo.
El entintado característico de la factoria de Will Eisner, la rotundidad del trazo y el uso expresivo de la iluminación dan a cada página un realce extraordinario y de gran calidad. Además como podemos ver en estos tres ejemplos, la versatilidad es una exigencia que resuelven con inusitada facilidad.

(The sewer monster.  pag 03.  Witches Tales  # 04. july 1951)

(The shining gods.  pag 01.  Cave Girl  # 14) 

(I joined a teen-age sex club.  pag 05.  First Love Illustrated  # 13. 1951)

Vistas con ojos del presente series como I'm a cop pueden parecer simplistas, maniqueas e incluso reaccionarias pero si las vemos en su contexto se aprecia su calidad artística, el esfuerzo por buscar un realismo casi documental y también una excelente caracterización de personajes. Está a años luz de otras historias similares como las que aparecían por ejemplo en Crime does not pay.

(Female of the species!  pag 05.  I'm a cop  # 03. 1954)

Bob Powell realizó durante su intensa y extensa carrera un número abundante de historias con una gran calidad artística; su estilo fue reconocible y apreciado en su momento y leídas ahora nos demuestran que en las décadas de los 40 y 50 el comic book estadounidense permitía que florecieran artistas con talento y ganas de mejorar el medio. Antes del aquelarre macarthysta había espacio para que artesanos geniales como Bob Powell expresaran lo mejor de sus habilidades. Tras Wertham y compañía tendremos que esperar a la segunda mitad de la década de los 60 para poder ver en las revistas a color yanquis un nivel medio como el que Powell y sus colaboradores nos legaron.
Rindamosles un merecido homenaje.


OBRAS DESTACADAS.

Para finalizar este post os dejo con una breve - brevísima - selección de obras destacadas donde intento reflejar, a parte de la calidad del trabajo de Bob Powell, su versatilidad. Salvo que se indique lo contrario el guión y la parte gráfica corresponden a este artista.

The hunter.  Witches Tales # 22  (Diciembre de 1953)







Cave Girl, the devil boat.  Cave Girl # 12 (1953)  Guión: Garder Fox.











Atoma.  Joe Palooka Comics  # 15  (1947)










Murder from the inside!  I'm a Cop # 02  (1954)











Brush strokes.  Man in black # 01  (1957)







Selección de páginas y portadas destacadas.

Colorama pag 02  Black Cat Mystery # 45  (1953) Guión: Sid Jacobson.



Thrill-crazy  pag 03  Hi-school Romance  # 17  (oct. 1952)




Spirit of 76, the hillbilly kidnappers. pag 01 Green Hornet Comics #33 (1947)



Murder with gloves on!  pag 01  I'm a cop  # 01 (1954)



Curiosity kill the ghost  pag 11  Strange Suspense Stories # 04  (dec. 1952)


Cave Girl, the Mau Mau killers.  pag 01  Cave Girl # 13 (1954)



The curse of the cat.  pag 12  Shadow Comics vol.8 # 01  (1948) 




League of the damned.  pag 04  Thrills of Tomorrow # 17  (1954)





Top Secrets # 8  (1949)




Shadow Comics  vol. 8 # 01  (1948)



Jet Powers  # 01  (1950)



Cave Girl  # 14  (1954)



Ghost Breakers.  September 1948



I'm a cop.  # 03  (1954)



Mars Attack. # 02 y 18 Cromos para golosinas. Wally Wood: bocetos; Norm Saunders: color (1962)





BIBLIOGRAFÍA.

- Four Colour Fear, comics de horror de los años 50. Editado por Greg Sadoswski. Diábolo Ediciones.

- Bob Powell's Terror. The chilling archives of horror comics. Vol. 2 por Craig Yoe. Editado por Yoe! Books/IDW. Noviembre del 2011.

- Varios posts dedicados a Bob Powell en Pappy's Golden Age Comics Blogzine que podéis encontrar en su tag correspondiente.

- Varios posts dedicados a Bob Powell que podéis encontrar en el blog The Horrors of it All.

- Varios posts dedicados a Bob Powell en The Golden Age  que podéis encontrar en el tag correspondiente.

- Varios posts dedicados a Bob Powell que podéis encontrar en Four-Color Shadows.

- Una biografía con imágenes y listado de obras a cargo de C. M. Federici en la revista Tebeosfera. 


- Numerosas historias de Bob Powell en la sección Oldies but goldies de la revista digital Entrecomics.

- Ficha de Bob Powell en la Wikipedia, en inglés.

- Una breve biografía en Lambiek Comiclopedia.

- e innumerables artículos y reseñas anónimos - o no - de los que no recuerdo la procedencia pero que agradezco encarecidamente por su ingente esfuerzo e inacabable talento. Pido disculpas por mi selectiva y menguante memoria.

Salut!

6 comentarios:

JESÚS DUCE dijo...

¡Qué maravillosa recuperación, Tristán!
A mi juicio, Bob Powell es uno de los grandes maestros del comic book USA. Y sin duda fue una referencia para muchos de los artistas que luego triunfaron en las grandes editoriales.
A mí personalmente me encanta.

En esta época de recuperaciones y nuevas ediciones en castellano, esperemos que se acuerden también de grandes autores clásicos como Powell, Baker y Meskin, entre otros, seguramente los más inéditos y desconocidos en nuestros lares.

tristan dijo...

Jesús,

Gracias, Powell tiene un libro bastante majo publicado en Estados Unidos centrado en su faceta terrorífica publicado por Craig Yoe.
El resto de su producción solo se puede leer en los blogs y en páginas web como Digital Comics Museum.
Baker y Meskin son otros muy grandes.

Saludos.

JESÚS DUCE dijo...

Además de DCM, tienes muchas cosas de todos estos autores en Comic Book Plus.

Abrazos

tristan dijo...

Comic Book Plus...¡es verdad! Perdí la dirección en un cambio de navegador y no me acordaba de ella. Buen apunte, gracias.

Saludos.

Pablo H. dijo...

Gran entrada.

tristan dijo...

Gracias Pablo H, me alegro que te haya gustado.

Saludos.