UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

jueves, 28 de mayo de 2015

Chapuzas de amor de Jaime Hernandez


Love Bunglers o Chapuzas de Amor - como la han llamado aquí - es la última entrega de esta serie-río titulada Locas que Jaime Hernandez realiza desde hace más de 30 años. Locas está llena de momentos extraordinarios, de arcos argumentales excepcionales y de episodios magistrales que la convierten en una de las grandes obras maestras de la historia del comic junto a The Spirit, Las aventuras de Tintín o Conan el Bárbaro por citar tres ejemplos longevos y muy diferentes entre sí.


Por eso cuando aparece una nueva historia de Locas uno espera que empiece a notarse un cierto cansancio, algo de repetición, una bajada de interés... pero no.
Love Bunglers es probablemente una de las mejores historias de Locas. Está sin duda a la altura de El Fantasma de Hoppers, al mismo nivel o más de las ya clásicas On th' road ag'in, Jerusalem Crickets o Penny Century

Y uno cuando lee Love Bunglers por primera vez no puede evitar conmocionarse de manera brutal ante la profundidad y el desgarro de lo narrado. Love Bunglers es una historia conmovedora, llena de humanidad, dura, sensible y narrada con un talento descomunal. 


Chapuzas de amor tiene algunos momentos, algunos giros argumentales que te dejan sin habla, sin aliento, llegas a dudar que te está explicando lo que crees que estás leyendo; pero cuando recuperas el aliento te das cuenta que es así como se presentan las cosas en la vida. Y sobre todo que esas son las consecuencias que acarrean.


Supongo que ya tendrás claro que para mí Love Bunglers no es sólo uno de los comics del año. Es un libro que se recuerda mucho tiempo quizás toda una existencia porque está hecho del material en que se teje la vida. La de Maggie, la de Ray, la de Hopey... y en definitiva la de todos.
Desgraciadamente la edición de La Cúpula no está a la altura. Su tamaño es pequeño y aunque no llega a dificultar la lectura si impide que disfrutes del arte de Jaime Hernandez en todo su esplendor. Ésta es otra chapuza pero no de amor precisamente. Si lees bien en inglés y tienes la posibilidad píllate la edición americana y saldrás ganando.


Salut!

11 comentarios:

David dijo...

Un amigo me ha regalado la edición en inglés en tapa dura, y sí, el formato es más grande, peeeeeero...he visto que los de Fantagraphics han reeditado toda la primera etapa de Love&Rockets en un tamaño menor...me da que similar al que han usado aquí para la edición española, así que no sé.
Sobre la historia. Poco más que añadir a lo que tú dices. Me planteo si la historia tendría algo menos de fuerza si no se añadiera a esta el "pasado" que ya conocemos de los personajes, el hecho de estar familiarizados de alguna forma con ellos.
Yo leía Love&Rockets desde que estaba en el insti... pillé los de Hernandez en una edición inglesa (Titan Books)... Luego los seguí en los recopilatorios de Fantagraphics...y cuando sacaron la nueva colección, leer el de "La educación de Hopey Glass" fue algo parecido a lo que me pasó con este. ¿Cómo? Hopey! queriendo ser profesora?
Aparte de lo que cuenta "Chapuzas de amor" con Ray, el pasado del hermano de Maggie, etc... ver esa parte final de Hopey con el niño. De lo mejorcito que he leído... no solo este año.
Un saludo.

tristan dijo...

David,

todas las series largas tienen un pasado que condiciona la lectura de las nuevas historias. Pero lo maravilloso en este caso es que estas historias nuevas son tanto o más potentes que las anteriores.
El tamaño importa y sobre todo cuando hay tanta diferencia y el arte es tan maravilloso.
Yo descubrí la serie en El Víbora y luego compré los tomitos que llamaban Brut y que se publicaban en desorden. Luego llegaron los 3 tomos azules de La Cúpula y Hace unos 10 años me hice con los Absolute de Fantagraphics que son una maravilla.
Toda una vida... casi.

Saludos.

Koniec dijo...

En todas las reseñas que leo veo que nos hemos puesto de acuerdo. Hay consenso en que Chapuzas de Amor es uno de los libros, si no EL LIBRO, del año. Y no sé hasta qué punto puede el hype hacerle daño, si uno puede llegar a esperar una revelación, más de lo que hay. No hay duda del talento narrativo de Jaime Hernández, de su trazo magistral, de su deslumbrante uso de la elipsis, pero no puedo dejar de preguntarme si toda la carga emocional, o al menos la mayor parte, reside en haber crecido con sus protagonistas y haberlos hecho parte de nuestras vidas. Si el lector que se aproxime virgen a esta obra sentirá el impacto del golpe final con la misma fuerza.

tristan dijo...

Koniec,

ante esta duda, que también expresa David, creo que pasa lo mismo que con Spiderman o cualquier serie con mucha historia. Lo importante es lo que te están contando ahora. Y creo que este álbum se defiende por sí solo y cobra todo su valor cuando ya amas la saga.
Además hay que tener en cuenta que dos de los personajes más relevantes de este arco son Calvin y Letty, dos personajes no muy habituales anteriormente.
En fin que cuando algo es superlativo interesa a todo el mundo... creo yo.

Saludos.

Koniec dijo...

He visto que David lo ha apuntado primero. Por eso quería abundar en ello. Y de veras que no tengo nada claro que esta sea una obra tan destacable para alguien que se aproxime con ella a Maggie Chascarrillo por primera vez. Ya me gustaría leer una reseña de algún nuevo lector, porque todas las que he visto hasta ahora vienen de incondicionales de Hernández en este endogámico mundo de los blogueros de tebeos.

Diegogue dijo...

Yo Siento que en Love Bunglers, Jaime Hernández llega a ser mejor guionista de lo que jamás ha sido, en término narrativos es impresionante lo que ha logrado acá. Asimismo, siento que en el dibujo, y a su hermano le pasa igual, ha llegado a una cierta comodidad, que a veces siento que no es sana, usa todo el tiempo los mismos encuadres, los mismos gestos, las mismas poses, estamos hablando de uno de los mejores dibujantes del mundo (según Robert Crumb, el mejor), pero me parece que en estas obras recientes, que jamás se pudiera decir que están mal dibujadas, no está proponiendo nada nuevo. Veo dibujantes que son muy criticados, como Milo Manara, por ejemplo, pero que no paran de evolucionar, incluso cuando han llegado a una edad venerable y no tienen porqué demostrarle nada a nadie.
Es solo una opinión, claro, y no dejo de quitarme el sombrero ante todo lo que hace el gran Xaime, que en cualquier caso, como narrador, me parece superior al 99% de esa novela gráfica "autobiográfica" contemporánea que se me hace narcisista, egocéntrica, pedante, y que además suele no estar ni remotamente tan bien dibujada como los cómics de ninguno de los dos hermanos Hernandez

tristan dijo...

Diegogue,

A mí sin embargo me parece que Jaime Hernandez narra mejor cada día y el dibujo es clave en la narrativa. No lo veo nada acomodado... Simplemente por la escena final de la página 93 en la edición americana, pag.99 en la española, merece que le consideremos entre los grandes de ahora y de siempre.

Saludos.

tristan dijo...

Koniek,

A mi saber que piensan los nuevos lectores me preocupa relativamente, supongo que como en botica; habrá un poco de todo.
La endogamía sería comentar sólo los comics que hiciéramos nosotros y como yo no tengo este don... pues como que no.

Saludos.

Koniec dijo...

No te importa lo que piensen los nuevos lectores. Y es que, probablemente, ni siquiera haya nuevos lectores. Formamos un pequeño núcleo cerrado que leemos las mismas cosas, reseñamos las mismas cosas y las comentamos entre nosotros. Eso es endogámico. Hay vida fuera y no le importa nada de esto. Y, quizá, una opinión crítica tendría que tener eso en cuenta a la hora de valorar la relevancia de una obra de arte. No digo que sea ni bueno ni malo. Sólo digo que es.

tristan dijo...

Koniec,

no digo que no me importa, digo que me preocupa relativamente a la hora de enjuiciar una obra. Simplemente esto. Es evidente que entiendo vuestra posición y puedo compartirla en un marco de reflexión global pero para valorar Chapuzas de amor no me parece muy relevante.
La endogamia de los blogs no me parece diferente a la de la prensa rosa o los periódicos deportivos... eso sí con muchísima menos audiencia pero algo mejor avenidos.

Saludos.

Ms. Dupoil dijo...

No se si os puede interesar mi historia. Lei las primeras historias de Jaime, pense que el buen guionista era el hermano y en todos estos años compre ocasionalmente alguna obra pero sin ligarlas entre si. En los ultimos seis meses me he leido siete tomos. He cambiado de opinion. Me impresiona como sigue la vida de sus personajes casi como en la vida real. Es un buen guionista aunque nunca me ha emocionado tanto como su hermano.
Algunos comentarios mas; la edicion muy pequeña. La mejor historia: la educacion de Hopey. Me han parecido mucho mas entretenidos (y me atreveria a decir un poco menos pedantes) los comentarios de este post comparados con otros comentarios de este mismo blog, el cual me resulta muy entretenido. Finalmente, estoy de acuerdo con lo de la endogamia.