UN SITIO PARA AMANTES DE LOS COMICS.

jueves, 6 de enero de 2011

Cuento de Reyes: Dios y los pecadores.

"Claro que existen los milagros, pero normalmente no te das cuenta de ellos..."

La Escena del Crimen fue un proyecto de serie regular dentro del sello Vertigo que aglutinaba varios artistas en alza. Por una parte estaba Michael Lark que empezaba a llegar a su madurez artística, acompañado a las tintas por un emergente Sean Philips (aunque en este relato Lark se ocupa de lápiz y entintado), James Sinclair que coloreaba con talento y por encima de este equipo destacaba un inspirado Ed Brubaker que empezaba a brillar con fuerza como guionista estrella en el mainstream norteamericano.

La Escena del Crimen se compone de una historia en 4 números titulada Un poquito de buenas noches y de un cuento corto de 10 páginas, publicado en el especial Vertigo: al filo del invierno #2 de enero de 1999, titulado Dios y los pecadores.

Dios y los pecadores es un maravilloso relato - de los mejores que he leido jamás - que partiendo del cuento de Navidad se convierte un terrible pero hermoso alegato contra la injusticia hacia los más débiles.

Hoy en un día tan hermoso como éste quería regalaros esta historia. Ya me explicaréis que os ha parecido.











"El milagro es que Iris haya llegado hasta aquí".

Toda la emoción se desborda con esta simple frase y con un detalle de la escena del crimen. Brubaker ha llegado donde quería llegar y es casi imposible contener la congoja golpeados por la dureza y la verdad que contiene el relato. Es Dios y los pecadores, repito, una obra maestra del cuento corto.

3 comentarios:

kraustex dijo...

Muy buen cuento corto, gracias Tristan : )

tristan dijo...

kraustex,

Si realmente es bueno, lástima que la serie no prosperó porque visto lo publicado nos habría deparado grandes momentos de buen comic.

Gracias a tí por comentar.

Saludos.

Jesús Duce dijo...

Excelente historia, triste y demoledora como pocas, por lo que cuenta y cómo lo cuenta.
La tragedia de la vida se hace evidente desde el principio. El desarrollo argumental encadena varias situaciones que estallarán en el único y definitivo escenario.